Abonos orgánicos ¿Qué es? ¿Para que sirven?

Abonos orgánicos

Entre los tipos de abonos orgánicos para añadir a los suelos se encuentra un variedad de “estiércoles”que provienen de vacas, ovejas, aves y caballos. El estiércol es conocido como un abono orgánico “completo”; Tiene mucha materia orgánica, pero es baja en nutrientes. Los abonos son más valiosos como enmiendas y coberturas orgánicas del suelo .

Nota: Tenga cuidado con el uso de estiércol fresco como abono, ya que puede quemar las raíces de las plantas.

Tipos de abonos orgánicos

Los de origen animal se refieren principalmente a los estiércoles que son los excrementos de los animales que resultan como desechos del proceso de digestión de los alimentos que consumen. Generalmente entre el 60 y 80% de lo que consume los animales lo elimina como estiércol.

Estiércol de oveja

Es un estiércol bastante rico y equilibrado, no aconsejándose aplicarlo en fresco. Al compostarlo puede producir un aumento considerable de la temperatura del montón debido a su riqueza en nitrógeno.

Dosis promedio de aplicación: 5- 20 T/Ha. (0’5-2 Kg/m2)

Estiércol de cabra

Es parecido al de oveja pero aún más fuerte y algo más rico en nutrientes. Al compostarlo puede producir un aumento considerable de la temperatura del montón debido a su riqueza en nitrógeno.

Dosis promedio de aplicación: 5 – 20 T/Ha.

Estiércol de vaca y de caballo

Es menos rico que los hasta ahora mencionados. Tienen bastante agua por lo que hay que tenerlo en cuenta a la hora de realizar el compost.

Dosis promedio de aplicación: 10- 50 T/Ha.

Estiércol de gallina

Es un estiércol muy rico en nitrógeno y por lo tanto bastante fuerte. Es también bastante rico en calcio, por lo que hay que tenerlo en cuenta en suelos calcáreos y básicos.

Dosis promedio de aplicación: 0’5- 3 T/Ha.

Estiércol de conejo

Es un estiércol fuerte y debe compostarse muy bien. Es muy ácido.

Dosis promedio de aplicación: 1- 4 T/Ha.

Humus de lombriz,

Se denomina así  a los excrementos de las lombrices dedicadas especialmente a transformar residuos orgánicos y también a los que producen las lombrices de tierra como sus desechos de digestión.

La lombriz roja californiana (Eisenia foetida) se ha adaptado muy bien a nuestras condiciones y está muy difundida en los diferentes países.

El humus es el abono orgánico con mayor contenido de bacterias, tiene 2 billones de bacterias por gramo de humus; por esta razón su uso es efectivo en el mejoramiento de las propiedades biológicas del suelo.

El humus debe aplicarse en una cantidad mínima de 3t por año. Su uso se justifica principalmente para la fertilización integral (orgánica-mineral) en cultivos de alta rentabilidad, particularmente hortalizas. La forma de aplicación más conveniente es localizar el humus en golpes entre las plantas o en bandas

El guano de aves marinas

de América del Sur se encuentra entre los mejores del mundo. Se recolecta en las rocas de las islas marinas áridas, donde la precipitación y la descomposición son mínimas. Como resultado, el guano de las aves marinas es muy alto en nitrógeno, fósforo y otros nutrientes.

El abono de marisco

O la harina de cáscara está hecha de huesos aplastados o conchas de cangrejo u otros mariscos. Es una gran fuente de calcio, además de fósforo y muchos minerales. Un beneficio del fertilizante de mariscos : contiene quitina que estimula el crecimiento de organismos que inhiben los nematodos dañinos de las plagas.

La harina de sangre

La sangre en polvo se recoge de los mataderos de ganado. Es una fuente tan rica de nitrógeno que los jardineros deben tener cuidado de no aplicar en exceso y quemar las raíces de sus plantas. Aplique harina de sangre justo antes de plantar para estimular el crecimiento de las hojas verdes.

La harina de hueso

Es hueso finamente molido. Un subproducto de los mataderos de animales, es una gran fuente de calcio y contiene hasta un 15% de fosfato. La harina de hueso promueve los sistemas de raíces fuertes y la floración. Se utiliza a menudo cuando se cultivan flores, bulbos y árboles frutales.

La emulsión de pescado

Es una mezcla parcialmente descompuesta de pescado finamente pulverizado. Puede oler, aunque se han desarrollado algunas versiones desodorizadas. Al igual que la harina de sangre, debe usarse con moderación para no quemar las raíces de las plantas.

El fosfato de roca

Es una roca de fosfato a base de calcio o cal que generalmente se muele hasta obtener la consistencia de pequeñas migajas. Este polvo de roca contiene más del 30% de fosfato y una gran cantidad de elementos traza. El fosfato de roca no se filtra fuera del suelo, permaneciendo sin cambios hasta que es absorbido por las raíces.

Si todos esos son abonos orgánicos, probablemente te estarás preguntando qué es lo que hace que sea un fertilizante inorgánico. Los fertilizantes no orgánicos son productos químicos sintéticos.

Fertilizantes orgánicos vs. Inorgánicos

Hay ventajas y desventajas a los abonos orgánicos e inorgánicos. El mayor beneficio de los abonos orgánicos es que trabajan lentamente. Deben ser degradados por los organismos del suelo para que se liberen sus nutrientes y eso lleva tiempo. Porque trabajan lentamente, nada se desperdicia. Se consumen a medida que se liberan, a diferencia de los fertilizantes químicos, que se liberan inmediatamente en el suelo.

Los abonos orgánicos llevan algunos otros beneficios, debido a que contienen material orgánico, mejoran la estructura del suelo o su “manejabilidad”. El suelo que ha sido mezclado con materia orgánica es más fácil de trabajar y permite que llegue más aire a las raíces de las plantas. El material orgánico también permite que el suelo retenga el agua por más tiempo. Finalmente, la adición de sustancias orgánicas utilizadas en los abonos aumenta la actividad bacteriana y fúngica en el suelo. En general, el abono orgánico  no solo ayuda a sus plantas, sino que también mejora su suelo.

Las mayores fortalezas de los abonos orgánicos son también su debilidad. Debido a que los nutrientes de los  abonos  orgánicos se liberan lentamente en el suelo, no están disponibles de manera inmediata para las plantas. Si hay una necesidad inmediata de nutrientes, es posible que desee considerar los fertilizantes líquidos o las aplicaciones foliares .

Los abonos inorgánicos funcionan rápido, lo que puede ser una bendición o una perdición dependiendo de las necesidades de su suelo. Otra desventaja del abono inorgánico es que el riego excesivo o la lluvia pueden empujar los químicos debajo de las raíces donde no servirán de nada. Los abonos inorgánicos, debido a que son tan ricos, pueden “quemar” fácilmente las raíces o crear una concentración tóxica de sales si se aplican en exceso.

Uso apropiado de abonos orgánicos

Para garantizar el uso adecuado, primero averigüe cuáles son las necesidades de nutrientes de sus plantas. Esto se basa en las condiciones del suelo, los abonos utilizados anteriormente y el tipo de plantas que está cultivando. La mejor manera de averiguar qué necesita agregar al suelo es analizar y determinar qué hay en su suelo. Un análisis de suelo debe realizarse cada dos o tres años. (Cada vez que tenga problemas, también es un buen momento para volver a analizar el suelo).

Además, es importante conocer el sistema de etiquetado que la industria ha estandarizado. Cada etiqueta listará los números NPK y en ese orden. La N significa nitrógeno, la P para fósforo y la K para potasio. Un abono orgánico generalmente tendrá una proporción de NPK. Por ejemplo un fertilizante “6-12-0” contiene 6 por ciento de nitrógeno, 12 por ciento de fosfato y 0 por ciento de potasa.

Los números más bajos no significan bajo grado. En el caso de los abonos orgánicos, solo significa que los nutrientes no están disponibles de inmediato, sino que se liberan lentamente con el tiempo. Nota: es nuestra opinión que algunas compañías de fertilizantes utilizan altos índices de NPK únicamente con fines de comercialización. La filosofía de “más debe ser mejor” está viva y bien en la industria.  ¿pero un césped realmente requiere un fertilizante que consiste en un 60% de nitrógeno?

Los abonos con líneas de ingredientes que incluyen palabras como amonio, muriato, urea, nitrato, fosfórico o superfosfato por lo general se basan en sustancias químicas en lugar de abonos orgánicos.

Instrucciones de uso de abonos

Independientemente del abono que compre, siga las instrucciones de aplicación, que incluyen cuánto aplicar, cuándo y dónde.

Cuando se usan abonos orgánicos, que en su mayoría son materiales de liberación lenta, el momento de la fertilización no es tan crítico como lo es cuando se usan abonos químicos de liberación rápida. Planee trabajar abonos en suelos cada primavera tan pronto como se pueda trabajar el suelo. Las plantas altamente productivas, incluidas las verduras, deben tener aplicaciones mensuales regulares de abono orgánico.

El uso adecuado de los abonos orgánicos puede darle una cosecha abundante de verduras o flores que será la envidia de sus vecinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *