Insecticidas naturales para cuidar tus cultivos

Insecticidas naturales para cuidar tus cultivos

Introducción

Los insecticidas naturales para cuidar tus cultivos de las plagas perjudiciales son lo suficientemente seguros para evitar el envenenamiento de usted.

Entre la combinación de los factores del clima, malezas, insectos, y fertilidad del suelo, puede ser una actividad difícil de poner los alimentos en la mesa, especialmente cuando se adhiere a protocolos de producción orgánica.

Para cuidar los cultivos saludables frente al ataque de insectos, existen una serie de enfoques que pueden ayudar a cambiar el rumbo de sus cosechas. Aunque eliminar insectos a mano es un método probado en el tiempo, también puede ser increíblemente difícil hacerlo, o puede ser demasiado tarde. Otro método mucho más seguro y un tanto lento de cuidar los cultivos de los insectos, es mediante la aplicación de insecticidas naturales.

No todos los insectos que están presentes en los cultivos son dañinos. Las aplicaciones indiscriminadas de insecticidas químicos son muy agresivos, afectando incluso a los insectos beneficiosos, lo cual tiene un efecto perjudicial en el ecosistema local.

Nota: el hecho de que se trate de insecticidas naturales o Caseros no implica que no puedan causar daños al suelo, o a las personas. El insecticida en su definición es “una sustancia que mata insectos” y, como tal, tiene el potencial de “alterar significativamente los ecosistemas”. Por tanto pueden ser tóxicos para humanos, animales y el medio ambiente.

Insecticida natural de aceite vegetal

El insecticida natural preparado con aceite vegetal y un jabón suave como el de castilla puede tener un efecto devastador en pulgones, ácaros, trips, etc.

Para preparar el insecticida natural, mezcle 1 taza de aceite vegetal con 1 cucharada de jabón (cubra y agite bien). Para aplicar, agregue 2 cucharaditas de la mezcla de aceite con 1 litro de agua, agitando bien y rocíe sobre las superficies de las plantas. El aceite recubre los cuerpos de los insectos, sofocándolos ya que bloquea los poros a través de los cuales respiran.

Insecticida natural de jabón

Un insecticida natural muy similar al aceite vegetal y jabón, que también es efectivo para controlar ácaros, pulgones, moscas blancas, escarabajos y otros insectos.

Para preparar se debe mezclar 1,5 cucharaditas de jabón líquido suave (jabón de castilla) con 1 litro de agua. Con la mezcla rocíe la directamente sobre las superficies infectadas de las plantas.

Esta preparación funciona de manera eficiente y se puede aplicar según sea necesario. Se recomienda NO aplicarlo durante el día con pleno sol, sino más bien en las tardes o temprano en la mañana.

Insecticida natural de aceite de Neem

Es el aceite extraído de las semillas del árbol de Neem. Está considerado como uno de los insecticidas naturales para cuidar tus cultivos capaz de interrumpir el ciclo de vida de los insectos en todas sus etapas (adultos, larvas y huevos), por lo que es un gran recurso para el agricultor orgánico.

El aceite de Neem actúa como un disruptor hormonal y como un “antialimentario” para los insectos que se alimentan de las partes de la planta. El aceite de Neem es biodegradable y no es tóxico para mascotas, pájaros, peces y otros animales silvestres. Es muy efectivo contra una gran variedad de insectos de los cultivos, además actúa como fungicida natural para combatir el mildiu y otras infecciones fúngicas.

Para usar el aceite de Neem como insecticida natural, siga las instrucciones del frasco o comience con una mezcla básica de 2 cucharaditas de aceite de Neem y 1 cucharadita de jabón líquido suave con 1 litro de agua, y luego rocíe sobre las plantas afectadas. El aceite de Neem también se puede usar de forma preventiva rociando las hojas de las plantas, antes de que realmente estén infestadas.

La tierra de diatomeas como insecticida natural.

Este producto natural con un nombre poco manejable también está incluido dentro los insecticidas naturales para cuidar los cultivos. Está constituida de una roca sedimentaria creada por algas fosilizadas (diatomeas), y que es un recurso bastante abundante (se dice que la tierra de diatomeas constituye el 26% en peso de la corteza terrestre).

La tierra de diatomeas tiene varios usos dentro y alrededor del hogar, y como insecticida natural para cuidar tus cultivos es solo uno de ellos. Este material no funciona envenenando o asfixiando a los insectos, sino en virtud de sus cualidades abrasivas y su afinidad por absorber los lípidos (una sustancia cerosa) del exoesqueleto de los insectos, que luego los deshidrata hasta la muerte.

Para aplicar, simplemente espolvoree el suelo alrededor de las plantas, o sobre el follaje. También ayuda con el control de caracoles y babosas, así como otros insectos que se arrastran. Debido a su naturaleza seca, para ser un insecticida natural efectivo, la tierra de diatomeas necesita ser aplicada nuevamente después de cada lluvia.

Insecticida natural de ajo

El ajo es conocido por su aroma picante, que es delicioso para algunos y repelente para otros, y es este fuerte aroma el que entra en juego cuando se usa como insecticida natural. No está bien definido que si el ajo y el chile (abajo) son en realidad insecticidas o más bien actúan como repelentes de insectos, pero de cualquier manera, estos productos se pueden usar para eliminar las infestaciones de insectos en los cultivos.

Para preparar el insecticida natural básico de ajo se requieren, 2 bulbos enteros y haga puré en una licuadora con una pequeña cantidad de agua y añada un litro de agua. Deje que la mezcla macere durante la noche (12 a 24 horas), luego cuele en un frasco de un cuarto de galón, agregue 1/2 taza de aceite vegetal (opcional), 1 cucharadita de jabón líquido suave y suficiente agua para llenar el frasco.

Para usar este insecticida natural, use una taza de la mezcla con un litro de agua y rocié abundantemente sobre las plantas infestadas.

Insecticida natural de chile pimiento

Similar al insecticida natural de ajo, el de chile es excelente repelente natural de insectos que se puede usar para una gran variedad de insectos. El insecticida natural de chile se puede hacer de pimientos picantes frescos o de chile en polvo.

Para preparar con chile en polvo, mezcle 1 cucharada de chile en polvo con 1 litro de agua y varias gotas de jabón líquido suave. Para hacer un insecticida con chiles frescos, mezcle o haga puré 1/2 taza de chiles con 1 taza de agua, luego agregue 1 litro de agua y hierva. Deje reposar hasta que se enfríe, luego cuele el preparado de chile, agregue varias gotas de jabón líquido y rocíe a los cultivos.

La hoja de tomate como insecticida natural.

Las plantas de tomate son parte de la familia de las solanáceas y, como tales, contienen alcaloides como la llamada “tomatina”. Este alcaloide puede controlar eficazmente a los pulgones y otros insectos de los cultivos.

Para preparar el insecticida natural con las hojas de tomate, corte 2 tazas de hojas de tomate frescas (que se pueden tomar de la parte inferior de la planta) en 1 litro de agua y deje reposar durante la noche. Cuele la preparación y rocíe sobre el follaje de las plantas infestadas.

Hacer, usar y observar, luego modificar

Cada agricultor orgánico parece tener su propia mezcla y proporción particular de ingredientes, por lo que al prestar mucha atención a los efectos de una receta específica, es posible modificar para que se adapte mejor a sus requerimientos en la lucha contra los insectos de los cultivos.

Solo recordar, que matar a todos los insectos en un cultivo no es el fin deseado, ya que cualquier ecosistema saludable requiere una abundancia de insectos beneficiosos, microbios y hongos, tanto en el suelo como en las propias plantas. Por lo que introducir otros insectos depredadores naturales (mariquitas, mantis religiosa, etc.) o crear un buen hábitat para ellas, así como construir la fertilidad del suelo, también puede ser un enfoque eficaz para el manejo de insectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *