Manejo integrado de plagas y enfermedades

Manejo integrado de plagas y enfermedades

El manejo integrado de plagas es un sistema que permite atenuar el daño de las plagas y enfermedades en los cultivos a través de combinaciones vegetales, prácticas culturales, épocas de siembra y manejo de fases lunares.

Las plagas y enfermedades causan daño a los cultivos sólo cuando las condiciones se vuelven aptas para su crecimiento poblacional masivo.

A continuación se explicaran brevemente algunos métodos indirectos y directos para el manejo de plagas y enfermedades en los cultivos.

Métodos indirectos

Elección del lugar

Las condiciones ecológicas del lugar, inciden directamente en la magnitud de daños probables en los cultivos como consecuencia de las influencias del clima, de la vegetación, tipo de suelos y el agua.

Laboreo del suelo

Un correcto laboreo permite influir en el desarrollo de las plantas y de la microfauna y flora del suelo, así se puede romper la cadena de infección de algunos patógenos.

Abonos orgánicos

Son los anos verdes, estiércoles, despojos de mataderos, desechos vegetales y restos de cosecha y cocina.

Rotación de cultivos

Es una sucesión ordenada de cultivos diferentes dentro un mismo terreno. La rotación de cultivos ayuda al manejo de plagas y enfermedades. Es muy importante una buena planificación de rotación de cultivos rescatando la tradición agrícola de la zona y prestando atención a la incidencia de plagas.

Épocas de siembra

Presencia de lluvia

Ciclo vegetativo del cultivo

La probabilidad de daños: plagas, heladas, etc.

La profundidad de la siembra influye en la fase de germinación y hace que las plantas sean más susceptibles a daños bióticos.

Elección de los cultivos

Elegir especies nativas y mejoradas que sean resistentes al ataque de plagas y enfermedades, así como a las características climáticas donde se vayan a cultivar.

Métodos directos

Las medidas descritas anteriormente producen plantas sanas que pueden tolerar cierta infestación de plagas o enfermedades. Entonces solamente cuando las plagas o enfermedades sobrepasan al umbral económico hay que realizar el manejo integrado.

Control térmico

Estos métodos aprovechan la susceptibilidad de las plagas a temperaturas altas.

Ejemplo: Esterilizar el suelo con vapor de agua (10-20 minutos). Esto sirve para eliminar enfermedades como Fusarium sp (70⁰ C), y también insectos que viven en el suelo. La esterilización del suelo debe realizarse a 30-50 cm de profundidad.

Control biológico

El control biológico se puede definir como la acción de parásitos, depredadores, patógenos y cualquier otro animal beneficioso para mantener la densidad poblacional de otra especie a un nivel en equilibrio.

Control con preparados naturales

Este método recurre a los principios activos presentes en los extractos de algunos vegetales que tienen propiedades insecticidas y/o fungicidas con bajos niveles de residualidad. Estos productos se aplican a los cultivos mediante disoluciones, decocciones o espolvoreos al follaje y suelo. Entre los más conocidos y difundidos tenemos al neem (Azadirachta indica), tabaco (Nicotiana tabacum L).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *